La Imagen Personal

Si vamos a hablar de imagen debemos saber en primer lugar que ésta se genera en nuestra mente como producto de la acción integrada de comunicaciones directas e indirectas que recibimos, y de nuestras propias expectativas. ¿Quiénes emiten esas comunicaciones? Personas, productos, servicios, marcas o instituciones. En verdad TODO genera imagen. Todo ente de existencia real o ideal es capaz de generar imagen. Seguramente tú, que me estás leyendo, tienes una imagen formada de Google o de Facebook, que puede ser positiva o negativa, aunque no seas un especialista en computación. Lo mismo te pasará con un país, una cultura, una organización o una persona. Repito, tú generas en tu mente una imagen de cualquier cosa existente, aunque no la conozcas, basta que sepas que existe. A la Plaza Roja de Moscú posiblemente no la conozcas pero sin embargo tienes una idea sobre ella, una imagen, que has articulado a través de múltiples comunicaciones recibidas gracias a la publicidad, películas, fotografías, hechos que han sucedido en ese lugar y que te han impresionado, o comentarios de parientes o amigos que la han visitado. Basta que sepas que existe. Pero también articulas imagen de cosas que no existen. ¿Qué no? ¿Qué me dices de los entes que forman parte de la mitología? El centauro, el minotauro, el unicornio o el dragón alado que lanza fuego por su boca. Ninguno existe, sin embargo tienes una imagen de ellos. No necesitas conocerlos o haberlos visto para que tu mente articule una  imagen. ¿O acaso, si eres creyente, no tienes una imagen de tu Dios? Sí la tienes, sin embargo nunca lo has visto.

 Anteriormente mencioné las comunicaciones directas e indirectas. Te aclararé a qué me refería. Las comunicaciones directas son las que se planifican deliberadamente con el objeto de comunicar algo, de dar a conocer algo, de mostrar algo, en cambio las indirectas son aquellas que no han sido pensadas con ese propósito pero que comunican igual. El mal trato recibido por el empleado de un comercio donde concurriste a efectuar una compra, o el trato poco cortés de la oficinista que recibió tu trámite en un organismo del gobierno, o la falta de higiene en un lugar de comidas, o el comentario que al respecto te hizo previamente un familiar o amigo, todas ellas son comunicaciones indirectas. Algunos las llaman comunicaciones del contexto, porque no son racionales, pues no fueron planificadas, sino que son emocionales.

Entonces, la imagen personal es aquella que una persona articula en otra, involuntaria o voluntariamente. La primera es la que se genera en el otro sin una planificación previa, es decir, cuando una persona se muestra naturalmente, sin ningún tipo de histrionismo, sin querer aparentar. Por la forma en que se expresa tú puedes deducir su grado de instrucción. Por la dicción, por el vocabulario que emplea, por el correcto uso de ciertos términos, por la estructuración de las frases, te puedes dar cuenta si una persona estudió o no; si lee o no lee. Es un hecho que no pretende comunicar nada, pero te está comunicando igual. Es una comunicación indirecta que está generando una imagen.

 En cambio, es voluntaria, cuando sí existe una planificación previa. Se articula en el otro deliberadamente con el objeto de afectarlo de determinada forma. Así pasa con los políticos, artistas, empresarios, deportistas, periodistas estrella, etc. Todas esas personas que tienen una intensa vida pública y que su éxito depende de la imagen que articulen en sus públicos, tienen una imagen voluntaria, planificada. En algunos casos eso se logra con la ayuda de un especialista, y en otros es la misma persona la que decide mostrar determinadas cosas y ocultar otras. Eso también es planificado.

 Lo ideal es que si quieres que otras personas articulen una imagen positiva de ti, adquieras los hábitos, costumbres, conductas y actitudes que logren ese efecto.

 Te comentaré qué hacen los especialistas cuando son contratados para mejorar la imagen de alguien. Primero estudian perfectamente al sujeto, su personalidad, sus actitudes, sus conductas, sus hábitos, sus gustos, para luego analizar las expectativas que tienen los públicos a los se quiere afectar para que articulen una imagen positiva de su cliente. Para ello utilizan técnicas motivacionales. Más tarde cotejan lo que quieren los públicos con la personalidad del sujeto. En función de ello comienzan a planificar. Sabiendo el QUÉ, planifican el CÓMO. Ese cómo, marcará los cambios que se deben efectuar en el sujeto, pero nunca al revés. Por ejemplo: Si lo que quieren demostrar es “honestidad”, el individuo DEBE ser honesto. Nadie puede transformar a un estafador en un hombre honesto, porque el público a la larga se da cuenta, y esa imagen negativa no la levanta más. Siempre la planificación debe efectuarse en función de la realidad. Si ven que la persona tiene determinado defecto, primero tienen que hacer que lo corrija para después comunicar que no lo tiene. No deben comunicar negando que tenga tal o cual defecto si en realidad no es verdad. La planificación de la imagen se hace siempre en función de la realidad del sujeto y no de las expectativas de los demás. Esto es muy frecuente que se dé con los políticos que se postulan para algún cargo electivo o que desean mejorar su índice de popularidad. ¿Tienes algunos ejemplos que se estén dando en tu país? Genial.

Federico A. Luque Caamaño                                                                                                             Especialista Superior en Ceremonial

Autor de los Cursos “Cómo Aprender Ceremonial y Protocolo En Su Casa”; “Oratoria – Hablar sin Miedos”; y del libro “Urbanidad y Cortesía” editado en Los Angeles, California, U.S.A.

Anuncios

Acerca de aprendeceremonialyprotocolo

Especialista Superior en Ceremonial - Profesor universitario de Ceremonial y Protocolo
Esta entrada fue publicada en Artículos. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La Imagen Personal

  1. Pingback: La Imagen Personal | Aprende Ceremonial y Protocolo - Protocol Bloggers Point

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s