El Ceremonial en la Pantalla Grande

Las ceremonias militares, fijadas con total precisión y detalle en los reglamentos de Ceremonial y Protocolo de las distintas Fuerzas, son en muchas ocasiones el tributo que se rinde a antiguas tradiciones, y tienen, en consecuencia, un alto valor espiritual. Si  la  memoria  de  nuestros héroes y  hechos  de armas es digna de respeto y de veneración, también lo es el ceremonial que los perpetúa con la fuerza y la evocación que tienen las imágenes y las formalidades.

En el reglamento “Ceremonial”, del Ejército Argentino, puede leerse lo siguiente: “Se entiende por rendición de honores a toda formalidad a realizarse dentro de los términos del reglamento, con participación de efectivos del Ejército, para enaltecer los méritos, o como demostración de respeto a autoridades, héroes, santos, símbolos y personal fallecido”.

Será realizada por personal militar, individualmente (saludo militar) o en conjunto, sea por guardias o por tropas formadas. El saludo militar también tiene su historia. En la antigüedad, cuando los caballeros iban al combate con armaduras, levantaban la cimera de su yelmo para mostrar su rostro en señal de amistad. Otra versión le da origen en la actitud de mostrar la mano a quien se saluda, poniéndole de manifiesto que no portaba armas. Luego se saludó conforme al tradicional estilo civil, es decir, descubriéndose ante el superior. Más adelante se dejó de  lado el sacarse la gorra o sombrero y se  lo reemplazó por el gesto de hacerlo, al llevar la mano a la visera, costumbre que ha perdurado, aunque depurada, hasta nuestros días.

Como mencioné en el artículo titulado “Ceremonial Castrense – Honras Fúnebres” publicado en este blog, según el mismo reglamento aludido corresponde rendición de honores fúnebres a: autoridades nacionales, personal militar en actividad y en retiro o incorporado por imperio de cualquier ley nacional y otras personalidades que expresamente ordene el Poder Ejecutivo Nacional.

Entre las formalidades para rendir honores que cité, se encuentran:

  • Bandera sobre el féretro
  • Guardia de honor
  • Escolta
  • Servicios religiosos (si así lo disponen los deudos)
  • Formación de tropas
  • Comisión oficial
  • Salvas de honor (fusilería)
  • Palabras de despedida
  • Toque de silencio
  • Bandera a media asta

Vimos que el hecho de colocar la bandera sobre el féretro, era una tradición antigua que indicaba que esa persona había muerto en actos del servicio, y que el Estado se hacía responsable de las órdenes que le había impartido y que le ocasionaron la muerte.

Las salvas de fusilería, que en Argentina antes se hacían, pero que en otros países se mantienen, eran para ahuyentar los demonios que pudieran penetrar en los corazones de los compañeros del muerto durante la ceremonia, pues según esa creencia, los mismos permanecían abiertos durante el funeral y eso podría facilitar la entrada de los malos espíritus.

El toque de silencio que ejecuta el trompa (o corneta) representa la promesa de una “nueva diana”, que hará sonar para el muerto, el Arcángel San Gabriel.

Toda esta introducción sobre una parte del Ceremonial Castrense la hago para resaltar las formalidades que se muestran en el film  “Taking Chance”, escrita y dirigida por Ross Katz y protagonizada por el actor estadounidense Kevin Bacon.

hbo-taking-chance

En esa excelente película se verá como el Teniente Coronel, que se ofreció voluntario para acompañar los restos de Chance Phelps (1984 – 2004), caído en combate en la Guerra de Irak, y  entregarlos a su familia en su pueblo natal –  Wyoming – seguirá con minuciosidad todo el protocolo que exige el Ejército de los Estados Unidos de América para estos casos, un protocolo que comienza con la comunicación del deceso del soldado a sus familiares, la introducción cuidadosa del cuerpo sin vida en el ataúd, el traslado a su ciudad de origen, el estricto cumplimiento de chequeos y verificaciones en cada escala, para finalizar con las honras fúnebres en el cementerio. Todo está previsto, todo está reglamentado.

Pero más allá de las formalidades reglamentarias que podrán ver en la película, especialmente durante el entierro, he de hacer notar, y así lo manifiesta con sus imágenes el director de la película, el reconocimiento condolido del pueblo norteamericano hacia quienes ofrendaron sus vidas al servicio de su Nación. Existe una verdadera empatía entre el militar y los ciudadanos que rinden su silencioso homenaje ante el paso del féretro, y la respetuosa actitud de un camionero que se descubre y enciende las luces de su camión ante el paso del cortejo. Las cámaras resaltan la dignidad, honor y respeto con que son tratados los restos mortales del fallecido, y el orgullo de los viejos veteranos de haber servido a su patria en tiempos pasados.

Realmente es una película que llega a lo más profundo del corazón porque sabemos que es real, que a diario en algún lugar del mundo alguien muere cumpliendo con su deber, sea militar, policía, bombero o lo que fuere, pero para los que nos dedicamos al Ceremonial y al Protocolo es casi una película de instrucción que nos enseña la aplicación de esta disciplina en el ámbito castrense. Por favor, véanla.

Federico A. Luque Caamaño                                                                                                              Especialista Superior en Ceremonial                                                                                                 Autor del Curso: “Cómo Aprender Ceremonial y Protocolo En Su Casa”.

Anuncios

Acerca de aprendeceremonialyprotocolo

Especialista Superior en Ceremonial - Profesor universitario de Ceremonial y Protocolo
Esta entrada fue publicada en Artículos y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a El Ceremonial en la Pantalla Grande

  1. Excelente! Estimado Federico Luque Caamaño. Creo que no tengo palabras despues de haber leido su artículo, simplemente digo, con orgullo y respeto que elevo mi corazón y mi pensamiento a todos aquellos que ofrendan su vida en pos de un anhelo.
    ” dignidad, honor y respeto”.
    Que palabras!
    Felicitaciones
    Patricia E. Blanco Ratti

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s