Los límites de la sociabilización en Internet

Mark  Zuckerberg nunca soñó que su idea de crear una comunidad basada en la web  donde sus compañeros en la Universidad de Harvard compartieran sus gustos y sentimientos revolucionaría el mundo de la Internet transformándola en uno de los sitios más visitado del mundo.

Hoy Facebook tiene hoy más de 1.000 millones de usuarios que utilizan susFacebook_icon.svg servicios. ¿Por qué? Sencillamente porque el hombre es un ser social y necesita  imperiosamente comunicarse con sus semejantes. Su naturaleza lo inclina a tratar y a relacionarse con otras personas, y esta “red social” se lo permite.  

Si a alguien se lo privara de la comunicación, probablemente enloquecería.  ¿Se imaginan estar aislado de todo ser humano sin poder comunicarse con nadie? Es el caso de algunos de los condenados a prisión que se los mantiene aislados del resto de los mortales. Es en verdad una tortura. Compartimos el sufrimiento del pobre Robinson Crusoe, al que su creador, el escritor y periodista inglés  Daniel Defoe, lo condena a 28 años de soledad en una isla desierta. A través de la pantalla grande nos condolimos de igual modo con el personaje central del film Cast Away (Náufrago) del director Robert Zemeckis, interpretado por el actor estadounidense Tom Hanks, quien debe hablar constantemente con una pelota de voleibol para no perder la cordura. El mecanismo de autodefensa de ese naufrago hizo que su mente convirtiera un objeto inanimado en un amigo.

Esta red social, a la que hacemos referencia y que ya ha sido traducida a 70 idiomas, permite los encuentros virtuales con otras personas y así incrementar el grupo de amistades. Las estadísticas de la empresa americana dicen que cada usuario tiene un promedio de 130 amigos, y que cada uno a su vez sigue a 80 fanpages y comparte 90 piezas de contenido, sean audios, videos, fotografías o textos, por mes. Aunque quisiéramos, nos sería materialmente imposible tener tantos amigos y dedicarles nuestra atención a todos. Mark sostiene que el e-mail tiende a desaparecer y que será reemplazado, como canal de comunicación, por las redes sociales. Realmente estamos frente a un fenómeno sin precedentes.

Alguien me ha hecho notar que últimamente la gente que utiliza este medio de comunicación ha tomado la costumbre de mantener conversaciones en base a preguntas, es decir, convierten una amena charla en un interrogatorio cuasi policial o en una entrevista laboral, sin siquiera conocerse o al contactarse por primera vez, arrogándose el derecho a hacer todo tipo de consultas. A mucha gente le resulta chocante esta actitud y los mal predispone para entablar una nueva relación. Muchos son totalmente reacios a brindar información de índole privada a un extraño, que puede estar usando un nombre falso amparado en el anonimato. ¿Quién puede estar totalmente seguro que la persona que está del otro lado, es hombre o mujer, niño o adulto, sano o depravado?  Hay miles de casos en las crónicas policiales de engaños hechos a través de la Internet. Pero por ahora dejemos de lado los recaudos que se deben tomar por seguridad y limitémonos a dar parte a la simple y tan mencionada “urbanidad”. 

Tanto la urbanidad como la cortesía son indicios de buena crianza, esmerada educación y cultura social de una persona. Pero, ¿qué es la urbanidad? La urbanidad se basa en un conjunto de reglas empíricas para no incomodar ni ofender a las personas que nos rodean. Entonces, quienes actúan de la manera descrita anteriormente no estarían siendo urbanos.

Es muy común en las redes sociales, y antes en el chat, que la gente quiera saber con quién está conversando, dado que muchas veces son desconocidos y que pueden usar un nick  y poner un dibujo en lugar de su foto. Si bien el objeto de estas redes, es “sociabilizar”, no da derecho a nadie a tomarse confianzas que no les han sido dadas. Las preguntas de índole personal son de mal tono, sean hechas  por internet o en persona. Si nos encontráramos en algún evento o reunión  con alguien al que no le tenemos la confianza suficiente, jamás lo someteríamos a un interrogatorio, y menos  – aunque le tengamos mucha confianza – con preguntas de índole personal o íntima.

¿Y cómo lo evitamos? Poniendo nosotros los límites que fijan la educación y el buen gusto, con elegancia y altura, expresándole a nuestro interlocutor que no estamos  acostumbrados o acostumbradas a tratar temas personales en ese ámbito y que no es de nuestro agrado hacerlo. Si nos manejamos con el lenguaje adecuado y buenos modales, nadie tiene por qué ofenderse. Es más, deberán reconocer que tienen frente a sí a una persona educada, respetuosa y sincera, cualidades que serán, seguramente, muy apreciadas y valoradas por aquellos que tengan el genuino deseo de entablar una amistad.

Federico A. Luque                                                                                                                Especialista Superior en Ceremonial                                                                                        Autor del Curso: “Cómo Aprender Ceremonial y Protocolo En Su Casa”

Anuncios

Acerca de aprendeceremonialyprotocolo

Especialista Superior en Ceremonial - Profesor universitario de Ceremonial y Protocolo
Esta entrada fue publicada en Artículos y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Los límites de la sociabilización en Internet

  1. Elena dijo:

    Excelente e indispensable aporte cultural. Te felicito por este artículo y los muchos que le seguirán, ya que indiscutiblemente se ha perdido el “toque” humano en las relaciones. De esta manera recordaremos que no somos una planilla a llenar de “pre-calificación” por personas que ni se toman el tiempo de darse a conocer ellas mismas.
    Gracias de nuevo por tan valiosa información.
    Saludos

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s